Nietzsche enloqueció de indigestión. Su demencia fue dispepsia apolínea, no dionisiaca dipsomanía. Seguro él me daría (perdería) la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario