Slavoj Žižek on Lacan, sexual difference and class struggle



On "men are from Mars, women are from Venus"

Aprox. 49:00:
For Lacan there is not struggle here. […] The only struggle is within [the sexual positions]. You see: is not that man are intelligent, women are emotional. This is bullshit for Lacan. It's just that what defines each is not a set of features opposed to the other sex's features. I don't know, this all male chauvinist bullshit: intelligent man versus... and so on. No! As constitutive of sexual difference coming earlier than it, there is certain radical contradiction. For Lacan, it's ultimately the tension between Big Other and jouissance. And what accounts for sexual difference, again, is the different ways to assume this contradiction".


On women and proletariat as negativity

Aprox. 1:09:00: 
[Lacan] introduces the asymmetry of the sexes. That is to say, [for man:] "no-man" means woman. We, man, are stupid differentials. If you are not a man, you are a woman. But if you are not a woman, you are not a man. That's the point of Lacan. Here is a beautiful quote that I think it's really crucial for Lacan. This time is the seminar Ou Pire, Or Worse, from '72, session May the 10th: "Since woman is non-all, why should all that is not woman be man?" You see: that "non-all" of the woman means that if, in a double negation, you negate woman you still get a woman. […] Of course, this doesn't mean that there is a deep transsexual substance in woman and so on. That's the beauty of it. It is that there is nothing which is outside, which is not. But this spectral nothing can be called the nothingness of the subject or whatever you want […]. Woman is much closer to negativity. Woman is its own negation. […] It is crucial to read class struggle like this. That is to say: a non-bourgeois is proletarian, but a non-proletarian is not bourgeois. Marx said this. How? When he says (you must remember the details) that bourgeoisie is the only pure class in the history of humanity. Before bourgeoisie capitalists, we had classes which were not fully classes. But working class is already a class which has to abolish itself as a class to assert itself.

Aprox. 2:09:00:
Pure subjectivity is femenine. The male position is always-already substantialized.


On the "three" in sexual relationship and class struggle

Aprox. 1:38:00:
"There is no sexual relationship" means precisely, in a way, that sexes are never two, that there are three. "There is no relationship between the two" means that two is always three. Or (I'm jumping very quickly, I know, but) to put it in Marxist terms, simplified, class struggle (contrary to those who accused me of binarism and so on), class struggle means precisely that classes are never two. If the classes where to be two, there would have been class struggle, but in a purely formal way: I am here, you are there. Class struggle is precisely because two never appears as two. It is always more. The struggle is for that "more". So is not that we have a pure class struggle which then gets blocked, you know, because of there are also small bourgeois, farmers, whatever. No! We only get class struggle because there are more than two.


On the “obscurantist” reading of Lacan’s sexual difference

Aprox. 2:07:00:
[Some Lacanians say:] "Man is fully integrated into the symbolic order, while woman is 'not-all' into the symbolic order. There is some terrifying, —I don't know— to strong jouissance and only woman will can get into it." No! I think —as I repeated in my books all the time— that it's absolutely crucial to take this into account. Woman have access [in the symbolic order] no insofar as they are less within the symbolic order, but insofar as they are totally in it. In other words, I claim that this idea of a woman who, you know, "has access to some secret, excessive jouissance outside language, with the divine," this is the ultimate male fantasy


Coda: On the otherness in Hegel and Lacan

Aprox. 2:16:00:

You will see what's Hegel's problem there. The other that you encounter (the self-consciousness encounters) is not that kind of: "Oh! I recognize myself in you! We are equal!" It's a kind of monstrous traumatic otherness. I mean, I am here and I see objects. I am, of course, the center of my world, the point of absolute subjectivity. And then there is another stupid object that claims: "But I am also like you: universal and so on." It's absolutely incompatible this. The other is primordially not the other on whom I can recognize myself, but it is this ontological paradox of another absolute, as it were. So again here I think Lacan was totally right, even in a Hegelian way, that intersubjectivity is not the ultimate horizon.

'La escena del crimen': dos reseñas y una entrevista

En días recientes, La escena del crimen ha tenido presencia en medios: dos textos en un medio local y uno, justo ayer, en un medio nacional. Reúno aquí los enlaces y algunos fragmentos de los textos. Gracias a todos los que han mostrado interés por el libro.


"Alfredo González Reynoso en La escena del crimen"
Reseña por Víctor Soto Ferrel
 Identidad | Suplemento cultural de El Mexicano (Tijuana) | 19 de abril de 2015

Clic en imagen para ampliar

Una reseña muy amplia y halagadora del maestro Víctor Soto, a quien tuve la fortuna de tenerlo como profesor en varias clases durante mi carrera. Hace una revisión detallada de las secciones y, como puede verse en el fragmento de abajo, aprovecha la oportunidad para recordar anécdotas (de valor histórico para la región) sobre su propio trabajo como promotor de cine, sin perder el sentido del humor.

- Fragmento:

«Una de las invitaciones más provocadoras para leer este libro es el psicoanálisis del Santo, la figura taquillera y uno de los iconos del cine nacional. Nunca hubiera imaginado el atrevimiento de relacionar la máscara del famoso Enmascarado de Plata con un preservativo. Ya algo intuíamos sobre la psicología de este personaje porque en Santo en el tesoro de Drácula, en la version proyectada al público mexicano, las vampiras aparecían vestiditas, como cualquier miss México (Ayala Blanco dixit); en cambio, en la versión extranjera, rebautizada como El vampiro y el sexo, se veían en cueros, como las venus de la sangrienta revista ¡Alarma! Cuando la Filmoteca de la UNAM nos prestó la copia, no nos advirtieron del detalle, pensando seguramente que en Tijuana, por nuestra tradicional vida nocturna, éramos de amplio criterio. La proyección en todo el Estado fue un rotundo éxito».



"Alfredo González Reynoso en La escena del crimen"
Entrevista por Josué Israel P. Camacho
 Hábitos de Lectura | Sección de El Mexicano (Tijuana) | 4 de mayo de 2015

Clic en imagen para ampliar

Una entrevista con Josué Camacho —a propósito de la pasada presentación del libro en Ceart, a cargo de Juan Alberto Apodaca— que me me permitió hablar un poco sobre la crítica de cine en general y mi gusto por el cine en particular. (Al fragmento citado le ajusté mínimamente la redacción para hacerlo un poco más legible.)

- Fragmento:


«En lo que respecta a las actitudes o aptitudes que debe reunir un crítico de cine, apuntó: "Para empezar ver todas las películas que pueda; eso le va a dar mucho bagaje. Saber que las películas siempre están dialogando con otras. Si no tienes una conciencia mínima de eso se puedes escapar cosas al momento de ver películas. También leer mucho, y ni siquiera cosas de cine: tener conciencia de autores y literatura que no tienen que ver con cine pero que te irán dando pistas para escribir bien y abordar temas de manera interesante. Eso es fundamental. Si no hay esa cultura de lectura, las reseñas o críticas pueden perder puntos. Se necesita esa cultura general. En general tratar de ser muy original, ya sea en la manera de interpretar o escribir, saber que escribir sobre cine puede ser estimulante y encontrar nuevas maneras de leer y ver películas"».



"Señales del norte"
Reseña por Gerardo Ochoa Sandy
 Laberinto | Suplemento cultural de Milenio (México, D.F.) | 9 de mayo de 2015
 
Clic en imagen para ampliar

En su reciente columna en Laberinto, Gerardo Ochoa Sandy hace una revisión panorámica de la Colección Editorial del Cecut 2014. Entre sus menciones, aunque sea muy brevemente, revisa La escena del crimen de manera muy positiva. Abajo cito la mención que hace al libro. No conozco al columnista, así que le agradezco en especial sus palabras.

- Fragmento:

«Alfredo González Reynoso (Tijuana, 1986) organiza La escena del crimen. Escritos sobre cine, como una investigación ministerial: denuncia, indicios, balística, análisis clínico, examen forense y testimonios. Se ocupa del cine nacional —Bajo California, Se presume culpable [sic], Colosio: el asesinato— y de otras latitudes —Kurosawa, Kubrick, Lars Von Trier, Fellini, los zombies—, y acude para su análisis a Foucault, Deleuze y Lacan, entre otros. El oficio que muestra en sus textos ameritaría un medio de difusión nacional».

"México Bárbaro teñirá de sangre a Tijuana", por Juan Alberto Apodaca

México Bárbaro teñirá de sangre a Tijuana 
Por Juan Alberto Apodaca


En diciembre pasado se presentó en la Cineteca Nacional la antología México Bárbaro, dentro del ciclo Masacre en Xoco. Función a la que tuve la fortuna de asistir. Se generó una gran expectativa, tanto que los boletos se tenían que comprar con días de anticipación. La sala se llenó a tope. La fila para asegurar un buen lugar prácticamente atravesó toda la Cineteca. Casi todos los directores/as estuvieron presentes para entablar una conversación con el público. Fue una verdadera fiesta del horror y la simbolización del resurgimiento de un género tan amado en lo underground y tan vilipendiado en la superficie.

Días después, en los puestos de películas pirata (o clones, perdone usted) que están a las afueras de la Cineteca, ya se estaba vendiendo ¡México Bárbaro! ¡La gran cinta mexicana de terror que está dando de qué hablar al mundo entero! En la descripción del “clon”, dice: “Adaptación cinematográfica del libro de John Kenneth Turner 1879-1948”. ¡De colección!
 
El verdadero filme está compuesto de ocho segmentos dirigidos por los más importantes representantes jóvenes del cine de género mexicano. De los ocho, solamente cuatro de ellos han logrado materializar un largometraje.

“México Bárbaro tiene una línea que enlaza todos los cortos que son tradiciones y leyendas de México, tratamos de hacer cosas diferentes a lo que siempre se menciona en cuanto a las leyendas”, Lex Ortega, la mente que hizo posible esta cinta.
 
Ahora bien, como toda antología y pensando en que se trata de un esfuerzo independiente, en el cual cada director y directora realizaron su segmento con sus propios recursos, es de esperarse que se observe cierto desbalance en su factura. Pero bueno, esto es lo de menos. Vamos por partes.

El segmento que inicia el filme es Tzompantli, de Laurette Flores. La historia nos muestra un ritual prehispánico relacionado con el mundo del narco contemporáneo. Un segmento perturbador muy acorde a los tiempos actuales donde impera el Narco-Estado con un trasfondo ancestral.

Jaral de Berrios, de Edgar Nito. Una historia ambientada en una vieja hacienda embrujada que nos remite directamente a la Revolución mexicana. Gran trabajo de ambientación y efectos especiales. Uno de los segmentos más sólidos y terroríficos.
 
Muñecas, de Jorge Michel Grau. Basada en la famosa isla de las muñecas de Xochimilco, que de por sí está bastante creepy, Michel Grau nos entrega un segmento que nos recuerda a The Texas Chainsaw Massacre gracias a su estilizada fotografía. Una historia que bien pudo haberse extendido y que nos deja la duda de si en verdad sucede algo tan escalofriante tras esa atracción turística.

La cosa más preciada, de Isaac Ezban. Una historia de aluxes, esos duendecillos que roban objetos ahora están en busca de la virginidad de una jovencita, llamada eufemística y machísticamente “la cosa más preciada”. El segmento más cómico de toda la antología y al mismo tiempo el menos verosímil, debido a sus malas actuaciones y al forzado homenaje visual a las cintas ochenteras del mismo género.

Siete veces siete, de Ulises Guzmán. El segmento del director de Alucardos, es el más complejo y escalofriante de toda la antología. Visualmente impecable y con una historia que te lleva de la mano hasta su resolución, o mejor dicho, hasta su repetición en una espiral que parece nunca terminar. Una venganza eterna. Un cortometraje que nos deja pidiendo más.

Drena, de Aarón Soto. El director tijuanense nos entrega el segmento más bizarro de todos. Una chica tiene que drenar la menstruación de su hermana para evitar ser poseída por un pequeño demonio que la visita por la noche.  Aunque la escena donde la chica cumple su palabra pudo haber sido menos sutil, sobresale el trabajo de efectos especiales y el desenlace, el cual es verdaderamente inquietante.

Lo que importa es lo de adentro, de Lex Ortega. La historia del Coco, el Viejo del costal o el boogyeman ambientado en Tlatelolco. ¡Gore, gore y más gore!
 
Día de los muertos, de Gigi Saúl Guerrero. El segmento final de la antología es claramente un homenaje al universo creado por Robert Rodríguez en From Dusk Till Dawn. Un prostíbulo fronterizo se convierte en un festín de sangre para celebrar el Día de los muertos.
 
México Bárbaro se traduce en una oportuna y necesaria iniciativa que deja varias lecciones: el cine de género en México está más vivo que nunca, el público quiere ver estas historias en salas de cine, es una muestra de que no es necesaria la beca o el apoyo institucional para crear cine de calidad mundial (me estás oyendo ¡carpetólogo!), y un llamado de atención a las instituciones y distribuidoras mexicanas, ¡hay cineastas de género de probada calidad en nuestro país! Sin duda, esta antología abrirá las puertas a muchos cineastas jóvenes con inquietudes similares.
 
Este viernes 8 de mayo Tijuana tendrá la oportunidad de ver México Bárbaro en la sala Carlos Monsiváis de la Cineteca Tijuana del Cecut. Por si esto fuera poco, la función que se llevará a cabo a las 8:30 pm, contará con la presencia del compilador en jefe, Lex Ortega, y del cineasta oriundo de esta frontera, Aarón Soto. Además, se exhibirá el sábado 9 y domingo 10 a las 8:30 pm, y martes 12, miércoles 13 y jueves 15 a las 6:00 pm. Hay que adquirir los boletos en taquilla del Cecut. No se la pierdan. ¡Horror Power!