Comunicado de prensa de la Manifestación Anti-Imposición

Comunicado de prensa de la Manifestación Anti-Imposición

•    “Frente a este enorme fraude del PRI en complicidad con el IFE, así sea por sospechosa omisión, y frente al paupérrimo rol que han jugado los medios masivos en estas elecciones fallidas, decidimos salir a las calles, alzar la voz y reclamar lo que es un derecho constitucional nuestro: un proceso electoral libre y auténtico, no uno repleto de delitos, derroche de recursos de origen desconocido, incidentes y operativos masivos de compra, acarreo y coacción de voto”.

Tijuana, Baja California, 4/julio/2012 - El proceso electoral aún no termina y ya se muestra lleno de irregularidades. Alianza Cívica, una confiable ONG que funcionó como observadora el pasado domingo, afirma que estamos quizá ante “la mayor operación de compra y coacción del voto en la historia del País”.

Antes de las elecciones, vimos la punta del iceberg. Supimos del acarreo masivo de Elba Esther desde el SNTE para conseguirle millones de votos a Peña Nieto (Operativo Ágora) y que, a nivel local, un periodista del semanario Zeta reportó venta de votos por hasta 2,500 pesos. Supimos de los monederos electrónicos del banco Monex para comprar el voto y que los votos comprados se comprobarían a través de una foto del celular a la boleta. Supimos también que Peña Nieto era acusado de exceder los topes de gastos de campaña.

El día de las elecciones, el problema se redimensionó. Supimos de la muerte de un sujeto atropellado por una priista que huía después de haber sido acusada de compra de votos, así como el asesinato de tres personas en una balacera en la casilla de una comunidad en Chiapas. Supimos de militantes de distintos partidos ejecutados en un clima electoral turbio y del secuestro por comandos armados de funcionarios de casilla en Guerrero y de rarámuris en la sierra Tarahumara. Supimos del robo de urnas con armas de fuego en distintos Estados y de la represión policial a integrantes del movimiento Yo Soy 132, así como de que al menos 494 casillas registraron en el conteo rápido hasta 390% de los electores posibles.

La lista de irregularidades fue enorme y crece en el transcurso de las horas, pero la noche del domingo supimos que el IFE y el Gobierno Federal se harían de la vista gorda ante el obvio proceso electoral fallido cuando Leonardo Valdés Zurita y Felipe Calderón daban como virtual ganador a Peña Nieto con menos de la quinta parte de las casillas contadas en el PREP y calificaban de “realmente excepcional” la jornada electoral.

Después de las elecciones, la bola de nieve continuó creciendo. Supimos que el supermercado Soriana hizo válido el pago de monederos electrónicos por la venta de votos y que las encuestas tenían mucho que explicarnos, después de resultados finales que colocaban al candidato del PRI hasta más de 18 puntos arriba en una elección que terminó con una diferencia apenas arriba de 6 puntos.
Y así, cada día que pasa, la información sigue fluyendo y la magnitud del fraude operado por el PRI cada vez se hace más incalculable.

El artículo 41 de la Constitución establece que las elecciones deben ser libres y auténticas. Así pues, los delitos masivos que se han dado a conocer nos dejan ver que la elección no se dio en los términos que marca nuestra Carta Magna. Por eso, ahora que comienza el cómputo distrital y que pueden darse a conocer nuevas irregularidades, hemos decidido manifestarnos públicamente en contra de la pasividad del IFE frente a este proceso electoral constitucionalmente fallido.

También repudiamos la cobertura mediocre de los medios de comunicación, en particular Televisa, TV Azteca y varios periódicos nacionales y locales. Reprobamos, asimismo, el uso que muchos de estos medios le dieron a encuestas que demostraron estar rotundamente equivocadas a favor de Peña Nieto.
Mientras importantes medios de comunicación extranjera ponen énfasis en el retraso que significa el regreso del PRI al poder, en las limitaciones de su candidato y, sobre todo, en todas las irregularidades cometidas para ganar la elección, así como en las protestas que ha generado, los medios nacionales guardan silencio y obstruyen la información.

Iniciaremos una marcha a las 13:00 horas como protesta desde la glorieta del monumento a Cuauhtémoc hasta el Instituto Federal Electoral. Después, a las 16:00 horas, regresaremos al monumento a Cuauhtémoc para seguir con nuestra manifestación.

Entonces, frente a este enorme fraude del PRI en complicidad con el IFE, así sea por sospechosa omisión, y frente al paupérrimo rol que han jugado los medios masivos en estas elecciones fallidas, decidimos salir a las calles, alzar la voz y reclamar lo que es un derecho constitucional nuestro: un proceso electoral libre y auténtico, no uno repleto de delitos, derroche de recursos de origen desconocido, incidentes y operativos masivos de compra, acarreo y coacción de voto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario