Escritura, arte fronterizo y revista Replicante

Uno escribe para reescribir; no hay otra escritura posible. Y uno reescribe no para concluir sino para abrir boquetes (no es dis-curso si no se derrama). Por eso escribir no es enseñar sino ponerse en las condiciones necesarias para aprender, prepararse ante lo desconocido.

Hace un año escribí un ensayo que fue un maestro necio. Ha insistido en sembrarme preguntas en tierra fértil. Algunos textos posteriores y apuntes sueltos han surgido como intentos para decifrar los problemas que con él comenzaron a rondarme, pero lo cierto es que no hacen más que multiplicarse.

Con el tiempo, lo inevitable: Su discurso se ha desbordado ante tanto cambio en el panorama local. ¿Qué sigue? Reescribir: qué más. Reventar diques, reinventar otros, echarme un clavado y salir: ver el movimiento.

Y, por lo pronto, compartir lo que fue/es:


De la exofrontera a la endofrontera
Revista Replicante (marzo, 2012)

Otros textos recomendados con los que me he topado de la edición de marzo (que incluye un dossier sobre cine titulado "Otro cine es posible"):

"El cine-otro", por Jorge Fernández Gonzalo (autor de Filosofía zombi)

"El cine de verdad", por Lo Hiancia Pez

"A 17 años de Dogma", por Efraín Trava

No hay comentarios:

Publicar un comentario